MENU
el expolio de el greco

by • 1 mayo, 2014 • El Greco 2014, Historia, Qué visitarComentarios (0)858

El expolio de El Greco

El Expolio es uno de los cuadros más conocidos de El Greco. Fue un encargo para la Sacristía de la Catedral de Toledo, lugar donde todavía se conserva y se exhibe. Se trata de un óleo sobre lienzo de casi tres metros de altura por 1,73 metros de ancho. Realizado entre 1577 y 1579 es uno de los primeros trabajos que se le encargan en Toledo y contribuyó a su establecimiento en nuestra ciudad.

El cuadro ha sido recientemente restaurado. Su buen estado de conservación ha hecho que apenas haya habido que limpiar el lienzo, eliminando los barnices que, debido a la suciedad acumulada, daban un aspecto muy plano a los colores. Las pruebas realizadas (radiografía y reflectografía infrarroja) han mostrado que El Greco apenas hizo cambios en la composición inicial de la imagen.

El Expolio representa el primer instante de la pasión, cuando Jesús es despojado de sus ropas. Este momento apenas se había tratado en las representaciones cristiana y El Greco se inspiró principalmente en iconografías bizantinas, que conocía muy bien por su origen y sus años de formación en Creta. A pesar de sus esperanzas, el resultado no satisfizo al cliente, el cabildo de la Catedral, que se quejó de las cabezas que sobrepasaban la de Cristo y de la representación de las Tres Marías en la parte inferior izquierda del cuadro. Y es que, en aquel entonces había una rígida concepción de cómo debían representarse los misterios y la vida de Cristo.

Y aquí comenzó el primer pleito, de muchos, que el pintor tuvo con diversos clientes a lo largo de su vida. Una vez finalizado el encargo reclamó un pago de 900 ducados por su trabajo. El cabildo, por su parte, ofreció 228 amparándose en las inexactitudes relatadas más arriba. La falta de acuerdo entre las dos partes derivó en la intervención de un árbitro, Alejo Montoya, que marcó la cantidad de 317 ducados. El Greco se negó a entregar la obra y sólo claudicó cuando las amenazas contra él se intensificaron. El conflicto tuvo como consecuencia que no recibiera más encargos para la catedral… Una pena para la catedral.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.