MENU
San Juan de los Reyes

by • 29 enero, 2015 • Historia, Qué visitarComentarios (0)1939

El Monasterio de San Juan de los Reyes, panteón real

Para aquellos que entren en Toledo desde el puente San Martín, el Monasterío de San Juan de los Reyes es lo primero que se les muestra.

Su construcción se debe al mandato de los Reyes Católicos, con el impulso personal de la reina Isabel en conmemoración a la victoria de Toro de 1476. En ella quedó zanjada definitivamente la disputa por la sucesión al trono en favor de la entonces princesa frente a los partidarios de Juana, la hija ilegítima del rey.

Principal ejemplo del llamado “estilo gótico isabelino” se trata de un monumento conmemorativo a las Reyes Católicos que en su proyección inicial serviría como panteón real. Finalmente, con la conquista de Granada, los Reyes eligieron aquella ciudad para su descanso eterno.

El maestro Juan Guas capitaneo las obras de construcción en la que también colaboro, el escultor flamenco Egas Cueman, que tuvo intervención decisiva en la decoración, en la que se observa a la perfección la mezcla de los estilos gótico y mudéjar.

San Juan de los Reyes, el ego de los monarcas

Se trata de un monumento de carácter regio. No sólo se aprecian en él una altísima calidad artística, sino también su grandilocuencia propagandística.

El enorme ego de los Reyes Católicos está presente en toda la decoración que resulta, incluso algo repetitiva, en su marcado interés de subrayar su magneficencia.

Isabel, está presente por la “Y” inicial de su nombre, en la grafía de la época y simbolizada por haces de flechas que representan la unión de fuerzas.

Por su parte, Fernando es represantado por la “F” y por el yugo con el lema “tanto monta” en alusión al mítico episodio del nudo gordiano, cortado por Alejandro Magno, ante su imposibilidad para desatarlo. En resumen, dicho episodio versa sobre la justificación de los medios utilizados para la obtención de los bienes obtenidos.

Las gárgolas del claustro, obejeto de numerosos estudios, tan sólo son la representación más célebre de todo tipo de figuras fantásticas que se pueden encontrar

El monasterio expone en sus muros externos cadenas, que simbolizan la liberación de los cautivos cristianos de algunas ciudades andaluzas durante la Guerra de Granada, una demostración más de la utilización propagandística del monasterio.

La construcción ha sido objeto de numerosos ataques con sus sucesivas reconstrucciones. Como ejemplo, citaremos que fue prácticamente destruido durante la guerra de la Independencia y reconstruido posteriormente tan sólo en parte, ya que en tal recontrucción desapació el segundo claustro.

Las obras definitivas de reconstrucción llegaron tras el fin de la Guerra Civil, durante la cual fue asediada y bombardeada.

En 1941 se devolvió a la orden que la habián morado anteriormente, los franciscanos, y en 1967 se abrió al culto de nuevo.

Como dato resaltar que en 1962 fue declarado Monumento Histórico-Artístico de interés nacional.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.