MENU
visitar toledo en un día

by • 8 enero, 2015 • El Greco 2014, Gastronomía, Historia, Qué visitarComentarios (0)6017

Visitar Toledo en un día (ruta de la tarde)

Seguimos con nuestros consejos de lo que no te debes olvidar al visitar Toledo en un día. Te recordamos que por la mañana salimos desde la plaza de Zocodover, visitamos el Museo de Santa Cruz, la Catedral y la Iglesia de los Jesuitas. Ahora es tiempo de detenernos y comer, para coger fuerzas con el fin de continuar nuestro itinerario y disfrutar, también, del ocio que nos ofrece esta magnífica ciudad.

Con este fin, podemos detenernos en la calle Alfileritos, lugar en el que vamos a encontrar numerosos bares y restaurantes. Muchos de ellos se asientan sobre antiguas casas y palacetes, lo que les aporta una ambientación especial.

Visitar Toledo en un día (ruta de la tarde):

Una vez repuestos, es momento de dirigirnos a la Judería y perdernos por sus enrevesadas callejuelas. Allí, nos encontraremos con la iglesia de Santo Tomé, donde podremos contemplar uno de los cuadros más famosos del Greco: El entierro del Conde de Orgaz, obra que fue concebida para el mismo espacio que la alberga 400 años más tarde. Si seguimos por la calle de San Juan de Dios, llegaremos a la sinagoga del Tránsito, que alberga en su interior el Museo Sefardí. Después podemos visitar otra sinagoga, la de Santa María la Blanca, construida en 1180 y transformada en iglesia católica en 1391. Posee 32 pilares construidos en ladrillo y recubiertos con cal.

Muy cerca, llegaremos al Monasterio de San Juan de los Reyes. Su claustro está considerado uno de los mejores ejemplos del gótico de transición al renacimiento. Este imponente templo fue mandado construir por los Reyes Católicos con la intención de convertirlo en mausoleo real. Este barrio está lleno de pequeñas tiendas de regalo y artesanía que bien merecen una visita. Y estamos a un tiro de piedra del puente de San Martín, bajo cuyos arcos corre el agua del río Tajo.
Volviendo sobre nuestros pasos y ascendiendo por el paseo de la Virgen de Gracia, entraremos de lleno en el barrio de los conventos. Allí se encuentran el de las Agustinas Descalzas y el de San Antonio. Paradas obligadas para comprar dulces. Antes de terminar nuestro recorrido podemos visitar la mezquita del Cristo de la Luz y la Puerta del Sol, terminando nuestro recorrido en la Puerta de Bisagra.

Para finalizar nuestra visita, y aprovechando la puesta de sol, la mejor opción es coger el coche (o un taxi) y desplazarnos hasta el Parador de Turismo, en las afueras de la ciudad. Desde su terraza, tomando una consumición, tendremos una panorámica extraordinaria de Toledo, seguramente como las que vivía El Greco

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.