MENU
Una escapada romántica por Toledo

by • 17 diciembre, 2015 • Qué hacer, Qué visitarComentarios (0)820

Una escapada romántica por Toledo

Toledo es una ciudad que recibe con los brazos abiertos a los viajeros, en especial a aquellos que tienen pensado disfrutar de una escapada romántica. El lugar está plagado de historia y leyendas que encantarán a las parejas que decidan compartir su tiempo explorando sus rincones.

Ven a Toledo en pareja…

Tras la llegada a la ciudad es recomendable salir a explorar y visitar algunos de sus monumentos más emblemáticos. Por ejemplo, la parte exterior del Alcázar, donde se recomienda a los enamorados que no duden ni un segundo en subir a las instalaciones correspondientes a la biblioteca regional. En ella se puede apreciar una de las vistas más bonitas de toda la ciudad, algo que resultará emotivo y que ayudará a reforzar el entorno romántico.

Después, una visita a los principales museos toledanos, siempre gusta, destacando sobre todo el Museo de Santa Cruz, donde se reúne una gran parte de la historia de la región. Además, es habitual que se realicen en él exposiciones de gran calidad que tocan todo tipo de temas y que aportan más valor si cabe a la visita.

A medida que vayan pasando las horas no hay que dejar de lado la oportunidad de pasear de la mano a través de las tradicionales cales de la ciudad, que pueden hacer toda escapada romántica Toledo una maravillosa experiencia. En ellas se respira un ambiente muy agradable que hará que los lazos de cualquier pareja se unan todavía más. Y para seguir despertando sentimientos románticos no se puede olvidar la visita al claustro de San Juan de los Reyes, de un remarcado estilo gótico, y a la Iglesia de los Jesuitas, donde podremos subir a sus torres para sentirnos más cerca de nuestra pareja desde las alturas.

Para las parejas aventureras que estén buscando una escapada romántica más original hay que tener en cuenta el descubrimiento de la ronda del Valle, que proporciona una vista exterior muy distinta de la ciudad. No obstante, hay otras alternativas que pueden terminar de perfeccionar el tiempo que pasemos en pareja en la ciudad de una manera muy agradable. Por ejemplo, la visita de uno de los spa que hay en la región, de gran tradición y capaces de relajar a cualquier pareja de forma muy satisfactoria o el desplazamiento a lugares representativos de Toledo como la mezquita Cristo de la Luz, que conserva un trozo de la calzada romana.

Una escapada romántica por Toledo tampoco puede terminar sin disfrutar de la gastronomía de la región en uno de sus muchos restaurantes. Los locales más clásicos de la ciudad se especializan en productos de la tierra y pueden hacer que las parejas disfruten de una experiencia inolvidable al probar sabores que les sorprenderán por su delicioso sabor. En definitiva, Toledo es una ciudad romántica que permite a las parejas tener una experiencia inolvidable.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.